Oir y Escuchar dos posiciones en la comunicación.

Dentro de las relaciones humanas la comunicación es esencial para poder establecer relaciones funcionales entre dos o más personas, esto promueve que se puedan expresar emociones, sentimientos, ideas, creencias, deseos, así como necesidades entre otras cosas.

Uno de los elementos fundamentales para que la comunicación se desarrolle de manera adecuada, con los fines antes señalados es, la escucha.

La escucha “activa” “atención flotante”, entre otros apellidos que se le da, va más allá del acto biológico de percibir estímulos sonoros a lo que comúnmente se le llama oir.

Oir pudiese ser, si jugamos metafóricamente con la palabra, dejarse llevar por el ruido de una discusión, frases repetidas como un guión ya estructurado que suena una y otra vez.

Por escuchar pudiésemos decir que es darle un sentido otro a esa discusión, más allá de la interpretación desde el sentido común desde donde un pudiese oír que hay una bronca entre esas personas y hacer una crítica desde el prejuicio, escuchar es ubicar y ubicarse desde otra posición a los actores de esa discusión, al contexto en el que sucede, a las historias que los preceden y a las condiciones o circunstancias que posibilitan que esa situación se perpetúe.

La escucha posiciona a los sujetos en otra circunstancia, fuera del prejuicio moral, de la crítica que viene del sentido común, de la posición de “poder” desde se sanciona a los participantes de ella desde la devaluación por ejemplo, produciendo esto silencios, omisiones, falacias entre otros artificios para evitar lo antes mencionado.

La escucha entonces, posibilita que el sujeto pueda dejar a un lado cualquier sanción y hable de eso que le urge decir y que por otras circunstancias lo ha callado.

La escucha, parece también, que posibilita la circulación de la palabra, de esa palabra que al ser callada se vuelve síntoma, tomando muchas caras siendo una de ellas la de la adicción a las drogas.

Psic. Eduardo Amaral S.G.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *