Las adicciones en México

“La profesión de Trabajo Social nació con un marcado carácter ético debido a su propia vocación de servicio y ayuda a las personas”. “El objetivo de la profesión es facilitar la relación entre las personas y el medio social, dado que esta relación puede ser problemática por las carencias que padecen y/o por los obstáculos que pone la propia sociedad para el desarrollo y bienestar de todos los ciudadanos”. (Lázaro, Rubio, Juárez, 2010)

Las adicciones en México tienen diversas causas, tales como: curiosidad, alivio del estrés, para mejorar el rendimiento, falta de motivación y objetivos, influencia del contexto familiar, presión o influencias del círculo de amistades, falta de habilidades sociales; las cuales conllevan a que se genere una afectación en la funcionalidad y desarrollo de la persona y su entorno. Este entorno que debería brindar seguridad, puede ser el mismo que promueve la adicción.

En la actualidad está fuera de toda duda la necesidad de plantear intervenciones integrales, que tengan en cuenta las diferentes dimensiones que suelen verse afectadas en las personas drogodependientes; con quienes es necesaria la intervención para potencializar su capacidad de relacionarse socialmente, para sentirse miembros activos y participativos de la sociedad y para lograr el mayor grado posible de integración laboral y social. Sin duda, esto se logrará mediante la intervención con las familias, con el medio social próximo y con la sociedad en su conjunto, propiciando cambios positivos en la percepción de los drogodependientes y facilitando la aceptación de los mismos y los apoyos necesarios.

El Trabajo Social está muy relacionado al área de la salud, definida como el “estado de completo bienestar físico, psíquico y social”. Así es que la finalidad del Trabajo Social (TS) es la investigación de las condiciones sociales de las personas, grupos, colectivos y contextos que en interacción con su medio presentan dificultades en su desarrollo global, promoviendo cambios a través de la intervención que resuelvan dichos problemas, potencien las capacidades de las personas para vivir en sociedad de modo más pleno y modifiquen aquellos impedimentos sociales que puedan obstaculizarlo.

Ahora bien, para favorecer la reinserción social no sólo será necesario el apoyo familiar, sino también la implicación de otras redes tales como Servicios de Salud Mental, de Servicios Sociales, Vivienda o Educación para que en cada una de estas áreas pueda tener un desarrollo pleno.

L.T.S. Jorge Crisanto Jarquin

Cédula prof: 8023571

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *